Roger Subirana

lunes, 26 de septiembre de 2011

PEPE EL INVERSOR

Pepe entra en la oficina y cuenta su historia, como muchos compró un piso con la idea de revenderlo, incluso antes de escriturarlo, y ganarse una pasta. El piso le costó un dineral, pero su banco no tuvo problemas en concederle la hipoteca, faltaría más Pepe, con tu nómina, y dentro de unos meses lo venderás mucho más caro, y hasta te damos un poco más para que lo amuebles.... Pero Pepe calculó mal, llegó tarde, la burbuja explotó y nadie se interesaba por su piso. Llegó un momento que se dio cuenta de como los precios bajaban y fue cuando se decidió ponerlo a la venta en una inmobiliaria, de las pocas que sobrevivían.

Allí no le dieron mucha esperanzas pero pusieron la maquinaria en marcha.

Al cabo de unos meses Pepe se empezó a preocupar, no había ofertas ni casi visitas...tenía que haber un culpable, así que Pepe llamó a la inmobiliaria dando instrucciones claras sobre la fotos que tenían que cambiar, lo que tenían que añadir y quitar, propuso cambios en la página web, destacad esto, lo otro..... al final no le quedó otra que bajar el precio para ponerse en la rueda, que a trompicones, pero seguía girando, de los pisos que se estaban vendiendo en la zona. Y ahí está esperando una llamada que le diga: tenemos una paga y señal.

Pepes hay muchos, cada día veo más en mi trabajo.

¿Por que no se vende tu piso Pepe? Te lo voy a explicar :


Te vendieron la moto y caíste, entre tu buena fé, lo que comentaban los amiguetes y el empujón del banco (verdadero culpable y responsable de todos estos disparates). te lanzaste sin paracaidas.

No lo vendes porque ahora ese mismo banco que te sobrevaloró el piso y te concedió la hipoteca está vendiendo sus activos inmobiliarios a precios de saldo, con hipotecas preconcedidas y buenísimas condiciones. No lo vendes porque la única manera de hacerlo es que venga un señor con el dinero y te lo pague trinco tranco, y eso, hoy en día es muy complicado.

Ahora estás en el momento en que ya no es cuestión de lo que ganes si no de perder poco y quitarte de encima ese sueño convertido en pesadilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario