Roger Subirana

viernes, 14 de marzo de 2014

BULLYNG O ACOSO ESCOLAR

Hace mucho, mucho que no escribía en este blog, pero hoy quiero compartir aquí una experiencia personal, o experiencias más bien, de mi vida.

Después de leer la noticia de una niña que se había suicidado por la causa más que probable de acoso escolar o bullying no pude evitar que me vinieran a la cabeza mis años escolares y todo lo que pasé y sufrí por culpa de este tema.

Prácticamente ha sido algo que me acompañó desde los siete años: bajito, con gafas, estudioso y malo en los deportes, era carne de cañón y así fue, nunca fui acosado por mis compañeros de clase, aquel grupo fue una piña, pero si por elementos de cursos superiores: insultos diarios, golpes, amenazas, y eso que mis primos que iban a cursos superiores siempre me echaban una mano, pero aún así no era un plato de gusto.

Había un energúmeno particularmente cruel, llamado Luis, voy a llamarlo por su nombre que narices,  que nunca me puso la mano encima pero que me insultaba a diario no solo en el colegio, si no también cuando pasamos al instituto, iba acompañado de su corte de aduladores que le reían las gracias y le apoyaban, el acoso culminó con unos panfletos en los que se me ridiculizaba y que distribuyeron por el instituto los últimos días de curso. ¿Como terminó? pues resultó que el segundo año de instituto fuimos varios a pasar un mes a Inglaterra a estudiar, entre ellos se encontraba la camarilla de Luis y no se porque razón, supongo que por mi forma de ser, no sólo no me hicieron nada si no que llegaron a  apreciarme y al año siguiente el tal Luis dejó de meterse conmigo.

Como veis, ahora se le ha dado un nombre "moderno" pero esto ha existido siempre. Yo me preguntaba ¿que les he hecho? ¿tan malo es ser bajito o no jugar bien al fútbol? ¿si me porto bien con todo el mundo porque me tratan así? y la mayor de las pregunta ¿POR QUE? estas preguntas o parecidas son las que se hacen a diario muchos niños y niñas que se encuentran en esta situación de indefensión.

Las respuestas son varias: siempre escogen a quien no se puede defender, el acosador es una persona insegura que para reafirmarse delante de otros necesita humillar a alguien y siempre va a ir a por el más débil, ya que si no las consecuencias se volverían en su contra.

¿ Y todo esto en que repercute en el acosado ? Por experiencia propia os lo cuento:

Baja tu rendimiento escolar, te machacan psicológicamente e incluso cambias hábitos de vida, yo recuerdo que salía antes de casa para ir al colegio y así evitar malos encuentros por el camino. Yo, gracias a Dios, me quedé ahí pero las repercusiones para otros acosados son peores, llegando incluso hasta la muerte, como en el caso de esta niña que he nombrado al principio de la entrada.

Sirva mi experiencia para que, por lo menos, reflexionemos todos un poco sobre el asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario