Roger Subirana

sábado, 16 de febrero de 2013

CHINOS

Esta entrada no pretende ser racista ni xenófoba, solo atiende a la realidad y experiencias de estos últimos 30 días, yo expongo los hechos y mis conclusiones y que cada cual juzgue.

Vamos a los hechos, de un tiempo a esta parte no hacen más que aparecer chinos en la oficina en busca de locales para "bazar", da lo mismo lo que pidan los dueños de alquiler, que haya traspaso, da lo mismo todo, incluso a una señora china a la que le dijimos "el propietario no quiere un bazar" nos contestó "decidle al propietario que pongo lo que quiera". Al precio al que están los alquileres en algunas zonas de Salou, uno no se explica como narices puede pagar esta gente un alquiler y vivir una familia vendiendo cacharros a 1 y 2 euros, habiendo, además, 3 o 4 bazares de este tipo en la localidad. Hablo con mis padres y resulta que en Barbastro, ciudad pequeña, provincia de Huesca, está ocurriendo lo mismo: pagan alquileres altísimos por bazares, han montado un supermercado en plena Plaza del Mercado ocupando unos antiguos almacenes y ahora me entero que en Corona de Aragón, la calle más cara en alquileres abren una...carnicería. No hay tanto mercado para tanta expansión, teniendo en cuenta además que en la mayoría de ocasiones lo que venden es malo tirando a cutre.

Da la impresión de que han pegado una patada en Madrid con el tema de Gao Ping y han salido desparramados para la periferia. Porque siempre ha habido comerciantes chinos, y hemos tratado con unos cuantos, pero el perfil era diferente, incluso alguno ha tenido negocios que ha debido cerrar porque no le funcionaban, como le pasa a cualquiera.

Ahora con los chinos está pasando un poco como ocurrió con hindús y paquistaníes: llegaron reventaron a la alza todos los alquileres de Salou, negocios de toda la vida desparecieron siendo sustituidos por tiendas de "deporte imitación" y ahí siguen, pidiendo más y más locales aunque su cliente principal, los ingleses disminuyan cada verano.

Muy extraño, todo muy extraño.

1 comentario:

  1. Como dice un buen amigo mío chino, que lleva 27 años viviendo en España, la riqueza se consigue a base de trabajo, paciencia y suerte. Ante cualquier extranjero que veas que en un año o dos a lo sumo ya tiene un poder adquisitivo elevado ( no hablamos de vivir dignamente sino con lujos )piensa que tiene algún negocio turbio entre manos.

    Pero también te digo que no es justo meterlos a todos en el mismo saco. Mi amigo ten´´ia un negocio con otro socio español que daba mucho dinero, pero le estaba acabando con la salud por comer fuera y el estrés. Lo dejó y puso un restaurante donde prima la calidad, Restaurante Chinastur en Oviedo ( momento publicidad si se me permite ) y se implicó en actividades culturales. El negocio iba tan bien que tuvo que comprar el local de al lado cuando quedó libre, un local pequeñito, para ampliar el suyo. Y ahora con al crisis pues está intentando sobrevivir como puede. A lo que voy, hay gente honrada, que gana dinero a base de sudor, y los chinos no suelen tenerle miedo al trabajo. Luego si ya me hablas de bazares, te pongo el ejemplo de una vecina china que debe llevar casi 20 años en el barrio. Tuvo varios negocios, y al final el que persiste es un bazar donde vende también productos de papelería de marcas europeas. Le da para vivir dignamente, que no es poco, y hasta para tener otra empleada. Pero un negocio que abrió de ropa y otro de calzado los tuvo que cerrar al poco tiempo porque daban pérdidas, y eso antes de la crisis. Tal vez es que su local está muy bien ubicado, o que ella desde el principio se integró perfectamente en el barrio, el caso es que vive de un bazar ( grande, eso sí ). Sorprendente pero cierto.

    Por cierto, he escrito una reflexión muy seria que te invito a que leas http://potiholic.blogspot.com/2013/02/por-que-consumo-productos-apicolas.html . Me conoces, sabes que odio el spam, pero por ser esta una causa especial me he atrevido a plantarte aquí el enlace.

    Besitos de mapache :)

    ResponderEliminar