Roger Subirana

viernes, 1 de junio de 2012

UN CUENTO

Voy a contaros un cuento: Había una vez un equipo de primera división de fútbol con un montón de socios, ingresos por publicidad, televisión... Ese mismo año hubo elecciones y llegó una nueva junta directiva, presidente, consejeros....

Así fue la primera reunión: El presidente dijo que había que sanear las cuentas y que su idea era partir de cero, echando a todo el mundo a la calle, desde el utillero a los jugadores estrellas. Todos estuvieron de acuerdo y así se hizo, entrenador y jugadores no tuvieron problemas en colocarse en otros clubs, los otros empleados lo tuvieron más difícil y muchos ni llegaron a obtener un nuevo trabajo.

En la segunda reunión acordaron empezar a levantar las bases para el nuevo equipo - no hay problema, ahora sin los sueldos de estos  y los ingresos hay un montón de pasta- dijo el presidente,-  además he pensado que mejor se quede todo en casa, total esto lo puede hacer cualquiera , mi cuñado es muy aficionado al fútbol, está todo el día pegado a la televisión, lo podríamos poner de director técnico -, - Bueno, dijo uno de los consejeros, mi hijo y un par de amigos suyos juegan a veces  a fútbol sala, podrían jugar en el club -. - pero es que no es lo mismo, son aficionados - respondió el presidente, - ¿si entra tu cuñado porque no puede entrar mi hijo ?- , -Vale, venga va - , - Pues el mío también tiene buena traza- dijo otro de los consejeros, - y yo tengo unos compromisos con una gente....- apuntó otro y así estuvieron varias horas asignando a amigos, conocidos y parientes todos los cargos del club, desde el taquillero hasta el delantero centro.

En la tercera reunión hablaron de los sueldos -Yo como presidente debo tener un sueldo como Dios manda, y un coche oficial, no puedo ir por ahí de cualquier manera -, - es verdad dijeron los consejeros, y nosotros tenemos muchas responsabilidades y tampoco vamos a venir  aquí todas las semanas por la cara - -¿y el sueldo de los empleados?-, - Son todos de confianza y hay que tenerlos contentos....además, ya sabéis, los compromisos......- , -pero si no son ni profesionales, tu hermano Pepe está de entrenador y le hemos comprado el título -. - ¿no pretenderas que trabaje gratis, además ha de tener un caché, que dirían los otros clubes?, de todas formas el dinero no es nuestro, así que lo mismo da, que cobren bien, que para cuatro días que vamos a estar aquí -.

Comenzó la liga y el equipo perdía todos los partidos por goleada, los jugadores se lesionaban, un desastre, muchas empresas dejaron de publicitar sus productos con ellos, bajaron los ingresos pero ellos no tocaban sus sueldos, aquel año bajaron a segunda  y como consecuencia  se montó una moción de censura y los socios eligieron otro equipo directivo, en teoría con ideas diferentes, pero cuando llegaron al poder hicieron lo mismo: despidieron a todo el mundo y en vez de buscar gente competente se dedicaron a repartir los puestos entre familiares, conocidos y compromisos varios..... el resultado fue el mismo, el equipo se hundía y aquel año bajó a segunda B.

El cuento no termina, y parece una fantasía, algo que nunca podría ocurrir....pero ahora pensad: cambiad el equipo de fútbol por un país y al equipo de directivos por los políticos que nos gobiernan, nos han gobernado o nos gobernarán  ¿A que no resulta tan fantasioso ahora?