Roger Subirana

lunes, 26 de septiembre de 2011

LIBROS Y EBOOKS

Una serie de acontecimientos coincidieron la semana pasada y me dieron pie a una reflexión, paso a relatarlos:

1º Iba yo pronto por la mañana paseando con mi perra Lola cuando me encontré con los niños que van al colegio cercano. Al principio pensé si se trataba de pigmeos porteadores por los mochilones que llevaban, ya que en algunos casos, de espaldas solo se veía una mochila y unas piernas delgaditas debajo, pero no, eran niños con su material escolar, no una expedición al Africa profunda. En uno de los casos una madre o cuidadora, no lo se, hizo parar a los dos niños que llevaba de la mano, unos 6 u 8 años, les quitó las mochilas y no sin esfuerzo se las echó al hombro. - A saber lo que llevan ahí dentro,- pensé. Otros más afortunados arrastraban unos carritos tipo maleta con ruedas donde llevaban sus libros.

Al llegar a mi casa, y como tenía tiempo me senté a leer con mi libro electrónico: ligero, barato, cómodo y con una capacidad increíble para guardar libros en baratas tarjetas de memoria.

2º Hacen un reportaje en la televisión de lo que supone el gasto en libros, una pasta, y las dificultades en obtenerlos, ya que los libros de ahora, aparte que se puede y por lo visto se debe escribir en ellos, cambian cada dos por tres, no es como en nuestra generación que los libros pasaban de un hermano a otro que los cuidaba como oro en paño. En un colegio "de pago" los padres habían tenido la feliz idea de hacer una especie de tienda de segunda mano con libros y uniformes que abarataban bastante el curso escolar de sus hijos.

3º Y final. Ayer en un telediario salen cacareando las bondades de la era digital: esas pizarras conectadas a internet, todo colorines, como aprenden los niños, la leche, las nuevas tecnologías, somos un país puntero, etc, etc.

Y después de estos acontecimientos yo pienso:

Si estamos con las nuevas tecnologías ¿no sería más fácil para un niño ir con su ebook a clase donde tendría todas las materias actualizables cada año, sin necesidad de ir cargado ni de gastar un pastón ? ¿Que hay detrás del negocio de los libros de texto? .

Algo hay que no me cuadra




No hay comentarios:

Publicar un comentario