Roger Subirana

domingo, 28 de agosto de 2011

UNA NOCHE DE FIESTA MAS

Diez menos cinco de la mañana, iba yo con un poco de prisa cuando lo he visto salir de un golf rojo: pelo rapado, camisetas ajustadas, tambaleantes, ojos vidriosos, uno de ellos con una cerveza en la mano, la cara de no haber dormido y haber pasado toda la noche de fiesta.

Con voz ronca le dice el uno al otro -llevo yo el coche tío-, contesta su interlocutor arrastrando las palabras -¿ como vas a conducir si se te doblan las piernas? - Allí los he dejado discutiendo, eso si, sin levantar la voz, pero entre risas, quien de ellos iba a llevar el coche, y he pensado "lo lleve quien lo lleve ahí va una bomba, suerte para ellos en su camino a casa y suerte para quien se cruce con ellos, porque les va a hacer falta ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario