Roger Subirana

jueves, 12 de agosto de 2010

MALTRATO ANIMAL

No dejaba de darle vueltas ayer a la cabeza en relación a la noticia sobre un hombre que había intentado enterrar vivo a su perro. Una salvajada, que, gracias a Dios, pudo evitarse. Enseguida me acordé de la Ley del Talión ojo por ojo y diente por diente, pensando como le sentaría a este hijo de la gran... que lo enterraran vivo un buen ratito para que reflexionara.

Lamentablemente en este país las leyes sobre protección animal son ridículas y seguramente, a este señor se le sancionará con una multa si es que la paga. Muchos partidos se llenan la boca de palabrería, pero a ninguno conozco que en su programa electoral presente propuestas concretas sobre el tema y por tema me refiero a un endurecimiento en las penas a aquellos que maltratan animales.

No nos cansemos de divulgar noticias como ésta, que la desgracia de este pobre perro, como la de tantos otros, no caiga en el olvido. Acordémonos de todos aquellos que llegarán a protectoras y perreras (los más afortunados) o que quedarán abandonados en una cuneta "porque molestan", ya se que no son tan mediáticos como los toros, pero también existen.

2 comentarios:

  1. Pero si las leyes son una porquería en general, blandengues y permisivas a más no poder. Con temas "pcoo importantes" como los animales...pues aún más.
    Al que le hace daño a un animal, yo le cortaba los huevos.
    Besos desde Stuttgart (esto sí es un país civilizado).

    ResponderEliminar
  2. O_O cuanto hijo de puta suelto... no lo había escuchado y me acabo de cabrear no veas de que manera... es que encima hará como 15 días vimos a unos dueños de esos "ejemplares" dándole patadas a un labrador para que no ladrara ¬¬ ¡cabrones! mira que mi perro ladra pero con lo que lo quiero quien lo toque muere...

    ResponderEliminar