Roger Subirana

miércoles, 28 de julio de 2010

CORRIDAS DE TOROS EN CATALUÑA

Soy antitaurino, es más, no tolero el sufrimiento de ningún animal y menos con propósito de diversión. Por esa misma razón me río de la pantomima que ha tenido lugar en el Parlament de Catalunya.

Esa enésima manera de enfrentar a los catalanes con todo lo que suene a España. Porque señores, se prohiben las corridas de toros, pero ¿els bous al carrer?, ¿acaso no sufre un animal con dos bolas de fuego en sus cuernos acosado por los participantes en estas salvajadas? Sufren golpes , vejaciones, les atan sogas, les queman los cuernos, los empujan, les tiran de la cola.... razones más que suficientes para prohibirlos, pero claro...... esto pertenece al patrimonio cultural de Cataluña y las corridas de toros no. Ahí tenéis la diferencia.

Pobres antitaurinos que llorabáis de alegría, os han usado políticamente, no dudo de vuestras nobles intenciones, pero habéis sido peones de una partida de ajedrez, una partida que cada día tiene nuevos movimientos de fichas, hoy ha caido una.

2 comentarios:

  1. Bueno, al menos es un precedente, como antitaurina me alegro pese a saber que la prohibición es por intereses políticos.

    Besitos de mapache :)

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que por algo se empieza... pero pienso que estas cosas deben caer por su propio peso.
    Es como lo del burka... si no hay nadie que lo use que sentido tiene prohibirlo?? pues si solo hacen corridas de forma anecdótica en Cataluña... que sentido tiene prohibirlo?? Pienso que los toros, al menos en esas tierras, habrían desaparecido por sí mismos o por falta de público y rentabilidad en pocos años y no habría hecho falta tanta tontada ni tanto bombo en los medios.
    Ah, pero es que no se trata de evitar sufrimientos a los toros, es todo política, pronto prohibirán vender muñecas vestidas de faralaes en las ramblas, ya lo veréis...

    ResponderEliminar