Roger Subirana

domingo, 18 de abril de 2010

GRAFITTIS: ARTE URBANO O BASURA








Hoy quería escribir sobre este fenómeno que puebla nuestras ciudades con mayor o peor fortuna. Para ello usaré imágenes tomadas por mi, menos una , la de Bansky,cogida de la red. entiendo que al ser la calle un espacio público puedo tomar esas imágenes sin vulnerar ningún derecho de propiedad.

El grafitti siempre se ha entendido como la expresión gráfica del movimiento hip hop, aunque pintadas las ha habido siempre y usar el hip hop como una excusa para emborronar una pared con"tags" o chorradas no viene al caso, igualmente tampoco creo que tengan que ver nada con el hip hop algunas proclamas políticas que muchos "iluminados" dejan en las paredes. Por otro lado, uno puede encontrar verdaderas obras de arte o cosas curiosas en muros y espacios públicos, a veces totalmente legales y que embellecen el entorno, otras no tanto, pero no dejan de ser una expresión de arte iconoclasta, aunque seguro que a los vecinos del edificio en cuestión no les hace ninguna gracia, aunque también podemos encontrarlas en muros o espacios abandonados donde no molestan. Hay casos en el que el grafitero se acaba convirtiendo en artista de renombre por su virtuosismo y capacidad de comunicar algo, es el caso de Bansky. Pero tampoco hay que irse muy lejos para encontrar grafittis espectaculares, en muchos rincones de nuestras ciudades los tenemos.

Más fácil es encontrar auténticas guarradas, tonterías y estupideces con las que se "expresan" cuatro memos, hoy mismo en Barcelona, en menos de 1 minuto he tomado varias fotos para ilustrar este artículo, vosotros mismos veréis el contraste entre arte y lo "otro". ¿que pretende el que hace esto? evidentemente, lo primero que vemos es una persona llena de complejos e insegura de si misma, que piensa que ya es alguien por mostrar a sus colegas que rayó tal o cual pared. Daños colaterales..evidentes, sobre todo para la comunidad de vecinos a los que toca pagar para que los limpien. Recuerdo hace unos años en Salou, un edificio bastante humilde en el que habían pintado la fachada. Pues bien a la semana, el gracioso de turno había decorado todo un lateral con la frase "DEMASIADO LIMPIA", sin comentarios. Luego están las proclamas políticas sin sentido y los dibujos obscenos que muestran a las claras que quien los hace folla poco o nada, en los dos casos.

Os invito a que comparéis en las fotos y observéis el contraste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario