Roger Subirana

lunes, 26 de abril de 2010

DE LA MODA Y OTRAS TIRANIAS

Cada temporada revistas y medios de comunicación se encargan de bombardearnos con "lo que se llevará" y "no se llevará". A continuación empezamos a ver en tiendas y almacenes todas las novedades. Muchos conocidos y conocidas comienzan a aconsejarte "cómprate esto o aquello, que se lleva", y muchas veces, por inercia o aunque tú no quieras, acabas sucumbiendo y lo compras. Es una rueda que la industria hace girar si o si. Incluso el que tiene un estilo propio acaba siendo el raro o marginado y clasificado en determinados colectivos o grupos sociales . La paradoja es que esos mismos que crean estilos se basan en lo que encuentran los llamados "cool hunters" o cazadores de tendencias que precisamente se fijan en todos esos "raros" para sacar nuevas modas: un poquito de novedad de aquí y de allá, una vuelta a prendas de años anteriores actualizadas y ya está, nueva línea para el invierno 2.010-2.011, con precios "actualizados". Analícese luego en revistas de moda o del corazón como van vestidos los famosillos y ya tenemos el círculo completado.

Vayamos ahora con la tiranía del logo o la marca.

Un ejemplo lo tenemos en las zapatillas de lona Converse All Stars. Ese tipo de bota lo llevaba yo cuando tenía 14 años, hace ya 24 , es una bota de lona con la suela de goma y , por supuesto, no costaba los 70 euros o más que cuestan ahora, pero en el siglo XXI son un "must" un icono de modernismo que todo el mundo que se precie debe tener. Esas zapatillas si no son converse las puedes encontrar por 9 euros en cualquier gran superficie, son igual de cómodas y se van a acabar rompiendo por el mismo sitio, las originales y las copias. No quiero imaginar los márgenes que dejan al fabricante dichas zapatillas.

La publicidad , como he dicho antes, es otra forma de condicionarnos:

Por ejemplo: la pulsera con holograma, me suena demasiado a aquellas pulseras "magnéticas" de los años 80 que también prometían múltiples beneficios, todo el mundo con las pulseras y ahora cada vez veo a más gente con la del holograma. Hace unos días salió la noticia de que especialistas médicos ponían en entredicho la eficacia de estos adornos. ¿ Acaso alguien lo dudaba?.

Vivimos en una sociedad tendenciosa en la que desarrollar una personalidad propia y salir del rebaño es cada vez más difícil, mucho más si te encuentras en la adolescencia, donde serás rápidamente "marcado" si no sigues ciertos dictados estéticos.

¿Queda esperanza? Si, solo tenemos que ser fieles a nuestras ideas, y no solo en el vestir.

3 comentarios:

  1. El otro día leía una cita, ahora no recuerdo de quien, que decía "La estupidez no solo es un hecho si no que su variación es cíclica". Y venía a colación de las dichosas pulseras. Vamos que la moda cambia pero en unos años estará de vuelta lo mismo. No soy una fashion victim, nunca lo he sido pero si es cierta una cosa, guarda la ropa el tiempo suficiente que tarde o tremprano volverá a estar de moda. XDD

    ----
    http://lallavedelbaul.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. Como vivimos en una sociedad laica y cada vez somos más laicos todos, la sociedad necesita tener algo en lo que creer, algo en lo que agarrarse, por eso triunfan tanto los productos "milagro" en los que con un poco de fe, puedes sentirte mejor por el hecho de llevar una pulsera de silicona en la muñeca o por el de vestir con las últimas tendencias del mercado...

    ResponderEliminar
  3. Y no te has fijado en que vuelven las bambas Victoria? Parecen que hayan descubierto el mundo los que las llevan y encima valen un pastón. Cuando yo era pequeña eran las más baratas...y de tanto lavarlas se te acababa haciendo un agujerito justo donde tocaba el dedo gordo del pie.
    Me acuerdo que en gimnasia quien llevaba bambas Victoria estaba mal vista. Y ahora mira...estarán flipando los fabricantes.
    Molaría saber quien es el tipo/a que relanza estas cosas.

    ResponderEliminar